Tensión superficial de un líquido

captura-de-pantalla-2016-09-07-a-las-0-23-28

Por lo visto, si tenemos un vaso con agua:

las moléculas de su interior tienen menor energía que las del exterior, ya que las más cercanas a la superficie se encuentran en contacto con menos moléculas que las otras (las del interior están “rodeadas” de moléculas “vecinas”). El sistema siempre intenta reducir su energía, por lo que habrá el mínimo número posible de curvas en la superficie del líquido y el área de ésta será lo más pequeña posible, según la ecuación de Euler-Lagrange:

https://es.wikipedia.org/wiki/Ecuaciones_de_Euler-Lagrange

La t.s. se debe a las fuerzas de cohesión entre las moléculas del líquido. Dado que las que se encuentran en la superficie poseen menos moléculas vecinas a las que “aferrarse”, los contactos que establecen con sus vecinas son más fuertes que los que establecen las moléculas del interior.

La t.s. del agua a 20ºC es de 0,0736 N/m, valor que va bajando según aumenta la temperatura. Es por eso que el agua limpia mejor cuanto más caliente está (ahora ya sabes, ¡ponte la ducha bien calentita!).

unknown

Foto de http://hyperphysics.phy-astr.gsu.edu/hbasees/surten.html

 

 

De momento eso es todo. ¡Iré completando la entrada!

Los puntos cuánticos

Los puntos cuánticos o quantum dots nos permiten emitir una luz monocromática (de un solo color) haciendo incidir una luz de un continuo de energías (varios colores).

Dado que un punto cuántico es un nanocristal hecho de un material semiconductor, tendrá dos “cajitas”: una con de electrones y otra vacía. La primera se denomina banda de valencia y la segunda banda de conducción.

Cuando hacemos incidir una luz sobre el punto cuántico, damos energía a un electrón contenido en la banda de valencia, por lo que pasará a la banda de conducción y de nuevo volverá a su posición inicial (banda llena de electrones, vamos, banda de valencia).

Entre ambas bandas existe una distancia, una diferencia de energía. Cuando el electrón haya terminado su recorrido de ida y vuelta, se emitirá un fotón de energía equivalente a la diferencia de energía. Dado que el punto cuántico determina la diferencia de energía, también determinará el color de la luz emitida, ya que depende de la energía del fotón.

En definitiva, los quantum dots son muy fascinantes y se están utilizando en muchos campos, entre ellos la biomedicina (¡se utilizan como marcadores fluorescentes!).

 

2457030068_79c7502a08_o
Foto de  AJC ajcann.wordpress.com